Vencejo / Film / Ley

2014. Instalación compuesta por diversas estructuras de vídeo, madera, fotografías, objetos y sonido

IMG_2686¿Qué significa ser prescindible hoy, y cómo produce el aparato legal la exclusión? Esta es la doble pregunta que anima Vencejo / Film / Ley, una instalación concebida como una película expandida que examina la desposesión contemporánea  -la privación de los más básicos derechos- producida por los mecanismos de la ley.

Sectores cada vez mayores de la humanidad se han vuelto enteramente inexplotables y sin crédito para el cálculo neoliberal, convirtiéndose en un excedente de vidas desechables gestionado de forma cada vez mas represiva, mediante dispositivos jurídicos que buscan invisibilizar, neutralizar y restringir el margen de protesta de la ciudadanía. Vencejo / Film / Ley cartografía como se produce legalmente la exclusión a través de un campo narrativo construido como una estructura cinematográfica expandida, donde objetos y espacios se combinan con imágenes en movimiento para formar los meta-fotogramas de una película-instalación.

Un prólogo conduce a un largo “desfile de los salarios”, una actualización de la metáfora visual ideada en 1971 por el economista Jan Pen que da cuenta de la magnitud y la violencia de la desigualdad económica. En él la humanidad desfila durante una hora en orden según su estatura, que está proporcionalmente determinada por sus ingresos. El desfile deja patente la brecha que opera entre la gran mayoría de la población, a penas perceptible hasta el final de la marcha o directamente invisible, que contrasta de manera obscena con los gigantes que aparecen en los últimos minutos. La condición de desposesión, que parecía históricamente confinada a colectivos específicos, se extiende como una mancha de aceite por el 99%, como también recoge el guión de esta película expandida, construido a partir de fragmentos de legislaciones, testimonios y relatos, históricos y contemporáneos. El guión recorre la instalación y toma cuerpo recitado por los miembros de Declinación Magnética en el Palindróptico, un dispositivo audiovisual de 360º en forma de panóptico que permite lecturas temporales cruzadas a través de voces e imágenes que conectan diferentes momentos, presentes y pasados, pero también equívocos. Pues un rasgo estructural del lenguaje legal es el doble-vínculo, una relación de contradicción entre términos, que produce situaciones incomprensibles que funcionan a modo de trampa, como bien describe Kafka (aquí leído por Orson Welles re-leído por una voz no identificada). Estas coordenadas son las que construyen el espacio dónde transcurre la película, una habitación atemporal y difícil de definir en la que varios sujetos repiten una serie de acciones desconcertantes. Una torre de andamio se alza por encima ofreciendo un punto de vista privilegiado sobre la estructura de la película: este es el mirador desde el cual se aprecian los bastidores de la ley.

La criminalización de la protesta como dispositivo atraviesa el proyecto desde varios lugares. Este fenómeno, que no ha hecho sino acuciarse en los últimos tiempos, descansa sobre un aparato de verificación visual, que fija y reduce todo un imaginario de peligrosidad a ciertos elementos relacionados con la identidad, y más específicamente, con el rostro. Capuchas, sudaderas, máscaras o pasamontañas de un diaporama se convierten así en símbolos ambivalentes, siendo identificados tanto como “targets” como con prendas de ocultación y resistencia frente a este dispositivo de control. Otro monitor recoge una serie de desfiles o reuniones de cuerpos resistentes, que hacen del contra-plano a la regulación de concentraciones que instauran los códigos de seguridad ciudadana. La intención de esta colecciones de imágenes y contra-desfiles no es apilarlas en una secuencia lineal que diluya su contenido, sino entenderlas como una constelación de momentos en la que su gesto y provisionalidad quedan potenciados.

Vencejo / Film / Ley activa un espacio en el que el espectador se adentra, y que como si de un laberinto espacio-temporal se tratara, produce múltiples conexiones subjetivas e históricas que conectan lugares, instantes y coyunturas en apariencia remotos entre sí, pero profundamente afines. Así, testimonios de desahucios actuales en España dialogan con las expropiación de las tierras comunales inglesas en los inicios del capitalismo del siglo XVI; los disturbios de Ferguson este verano o los de París en 2006 encuentran eco en las leyes de segregación racial Jim Crow; la ley de vagos y maleantes de 1956 da la mano al ante-proyecto de ley de seguridad ciudadana del actual gobierno; el derecho a la opacidad de Édouard Glissant acompaña el vuelo de los vencejos. Un tiempo sincrónico que demuestra que el pasado no ha pasado y que el futuro ya esta aquí.

Publicación asociada: Hasta que los leones no tengan historiadores…

 

Creditos audiovisuales de Palindróptico La habitación

Dirección: Magnetic Declination

Post-producción
Camera: Tato Pérez
Editing: Begoña Ruiz
Sound post-production: Jorge Haro

Participantes: Aimar Arriola, José Manuel Bueso, Robert Espinosa, Eduardo Galvagni Veigl, Juan Guardiola, Sally Gutiérrez, Julia Morandeira Arrizabalaga, Diego del Pozo, Isabel Serra, Silvia Zayas.

 

Galería de imágenes de la instalación


Agenda de presentaciones

Hasta que los leones no tengan historiadores…, MATADERO MADRID
31 Oct 2014 – 05 Ene 2015